Por: Katherine Viñas

Puede ser una imagen de una o varias personas y personas de pie

Republica Dominicana: No hay daño más grande para nuestra sociedad, como el que nos hacemos unos a otros.

El sábado 16 de abril del presente año, decidí ir para la playa a pasar un momento agradable, las olas estaban en su máximo esplendor golpeando una tras otra, la arena sin embargo con fácil ternura podía pintar tu cuerpo si así lo deseabas.

No todo estaba color de rosa, se podía apreciar el desborde de basura, sin contar con los olores poco cálidos que en segundos le quitaba belleza a nuestra hermosa playa de Juan Dolió.

De inmediato compramos fundas de basura, guantes y en tan solo dos bolsas de 95 galones, logramos recoger aproximadamente 180 galones de basura en un pedazo de 20 por 8 pies.

Da pena y vergüenza, la falta de raciocinio que nos gastamos, dañando nosotros mismos nuestros espacios.

Sin pensar que por cada basura que arrojamos al mar bastantes animales mueren, las aguas se vuelven totalmente toxicas ya que vierten residuos y por si fuera poco puede originar brotes de enfermedades.

Nuestro medio ambiente es un compromiso de todos.

Pero como es mucho más fácil arrojar la basura en la esquina y no pensar en las consecuencias.

Cabe destacar que al entrar a la playa hay vagones disponibles para que sean depositados los desechos, este problema es un compromiso de todos.

Seamos sensatos, personas con sentido común que podamos entender los grandes males que nos puedan afectar a todos.

Recoger la basura que nosotros mismos desechamos, es nuestra obligación.

Si no tiras la basura en tú casa, ¿por qué la tiras en la calle?

Por: Darla Viñas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.