La Corte Suprema bloqueó el requisito de vacunación o pruebas dirigido a las grandes empresas que había definido la administración del presidente Joe Biden, pero permitió que un mandato de vacunación para ciertos trabajadores de la salud entrara en vigencia en todo el país.

El fallo que bloquea la regla para las grandes empresas se basó en el argumento de que el Congreso no le dio a la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglos en inglés) el poder de promulgar tal mandato.

«Aunque el Congreso indiscutiblemente le ha dado a OSHA el poder de regular los peligros ocupacionales, no le ha dado a esa agencia el poder de regular la salud pública de manera más amplia. Exigir la vacunación de 84 millones de estadounidenses, seleccionados simplemente porque trabajan para empleadores con más de 100 empleados, ciertamente cae en la última categoría», dice la opinión no firmada.

Los jueces liberales Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan disintieron.

“Cuando somos sabios, sabemos no desplazar los juicios de los expertos, actuando dentro de la esfera marcada por el Congreso y bajo el control presidencial, para hacer frente a las condiciones de emergencia”, escribieron.

«Hoy en día no somos sabios. Ante una pandemia que aún continúa, este Tribunal le dice a la agencia encargada de proteger la seguridad de los trabajadores que es posible que no lo haga en todos los lugares de trabajo necesarios. A medida que las enfermedades y las muertes continúan aumentando, este Tribunal le dice a la agencia que no puede responder de la manera más efectiva posible».

El argumento de la administración de Biden a favor del mandato de vacunación

La regla afectaría a unos 80 millones de personas y requiere que los empleadores con 100 o más empleados se aseguren de que sus empleados estén completamente vacunados o se sometan a pruebas periódicas y se cubran la cara en el trabajo. Hay excepciones para aquellos con objeciones religiosas.Ingrese su correo electrónico para suscribirse al boletín informativo de cinco cosas de CNN.

La agencia dijo que tenía la autoridad para actuar bajo un estándar temporal de emergencia destinado a proteger a los empleados si están expuestos a un «peligro grave».

Durante los argumentos orales, la administración de Biden había pedido que, como mínimo, si el tribunal dice que los empleadores no pueden exigir a los empleados que se vacunen, debería dejar en vigor un requisito alternativo para el uso de mascarillas y pruebas frecuentes. La mayoría rechazó esa solicitud este jueves.

Steve Vladeck, analista de la Corte Suprema de CNN y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, dijo que el fallo sobre el mandato comercial podría tener efectos de gran alcance en casos futuros sobre el poder del gobierno.

«Estos casos no fueron referéndums sobre mandatos de vacunación, que aún pueden provenir de estados, gobiernos locales y empresas privadas, fueron referéndums sobre si este tipo de decisiones políticas de expertos son mejor tomadas por expertos de agencias responsables ante el presidente o por jueces responsable ante nadie», dijo Vladeck. «Y si la respuesta es la última, eso será cierto mucho después, y en contextos mucho más allá, de la respuesta inmediata a la pandemia de covid».

Mandato para los trabajadores de la salud

Aunque los jueces fueron receptivos a los intentos anteriores de los estados de exigir vacunas, las nuevas disputas se centraron en los requisitos federales que plantearon diferentes cuestiones legales.

Los casos llegan a la Corte Suprema en una postura inusual, porque a los jueces solo se les pide que bloqueen los requisitos mientras se desarrollan los desafíos legales.

El tribunal permitió que entrara en vigencia la política de vacunas implementada en noviembre por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., que buscaba exigir la vacuna contra el covid-19 para ciertos trabajadores de atención médica en hospitales, hogares de ancianos y otras instalaciones que participan en los programas de Medicare y Medicaid.

Según estimaciones del gobierno, el mandato regula a más de 10,3 millones de trabajadores de la salud en Estados Unidos. El personal cubierto originalmente debía recibir la primera dosis antes del 6 de diciembre y el mandato permite algunas exenciones religiosas y médicas.

Dos tribunales inferiores habían bloqueado el mandato en 24 estados.

El juez Samuel Alito, junto con los conservadores Clarence Thomas, Neil Gorsuch y Amy Coney Barrett, discrepó.

«Ni CMS ni la Corte articulan un principio limitante de por qué, después de un retraso inexplicado e injustificado, una agencia puede regular primero y escuchar después, y luego poner a más de 10 millones de trabajadores de la salud a elegir entre sus trabajos o un tratamiento médico irreversible», escribió Alito.

Biden, decepcionado

El presidente Joe Biden respondió a la decisión de la Corte Suprema de bloquear el requisito de vacunación de su administración o el requisito de prueba de las grandes empresas, pero permitir el mandato de vacunación para ciertos trabajadores de la salud.

“La decisión de la Corte Suprema de mantener el requisito de los trabajadores de la salud salvará vidas: las vidas de los pacientes que buscan atención en las instalaciones médicas, así como las vidas de los médicos, enfermeras y otras personas que trabajan allí”, escribió Biden. “Cubrirá a 10,4 millones de trabajadores de la salud en 76.000 instalaciones médicas. Lo haremos cumplir”.

“Al mismo tiempo, estoy decepcionado de que la Corte Suprema haya optado por bloquear los requisitos de sentido común para salvar vidas para los empleados de grandes empresas que se basaban directamente tanto en la ciencia como en la ley”, dijo el presidente, llamando a los requisitos de pruebas y el uso de mascarilla “una carga muy modesta”.

En el futuro, el presidente dijo que “ahora depende de los estados y los empleadores individuales determinar si hacer que sus lugares de trabajo sean lo más seguros posible para los empleados, y si sus negocios serán seguros para los consumidores durante esta pandemia al exigirles a los empleados que tomen las medidas simples y paso efectivo de vacunarse”.

Elimelec de los santos es un ex jugador de la seleccion futbol de rep.dominicana y residente en los estados unidos y que tambien se dedica al periodismo y redactor deportivo y ademas soy el presidente y fundador de UNIMISION NOTICIAS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.